¿CÓMO SE RASCAN LOS ANIMALES?












LAMIDO






En gatos - Los gatos son animales silencioso, curiosos, independientes, reservados y con un hábito de limpieza muy desarrollado, así pues el acicalado no es un comportamiento extraño. Sin embargo observarles acicalarse de manera muy intensa o muy constante puede ser un signo de prurito. Generalmente los gatos cuando se acicalan lo hacen tras las comidas, tras ensuciarse o cuando están en un lugar propio y cómodo; si este hábito lo observamos frecuentemente, de manera compulsiva o muy intensa ¡Cuidado!
Los gatos, al ser también reservados, puede ser que se laman en lugares donde no les observamos. En la consulta es frecuente que el veterinario pregunte al dueño si ha observado a su gato rascarse y éste responda que no; sin embargo el veterinario observa lesiones que se producen por lamido o rascado. Hay que saber que el lamido es una forma de rascarse, por supuesto menos intensa que el hacerlo con una extremidad, pero puede ser traumatizante. Los gatos que se rascan por lamido acaban produciéndose alopecia, es decir, pérdida de pelo; esta pérdida de pelo se produce por fractura de los pelos, y puede ser que no se observen lesiones en la piel, aunque en otras ocasiones el lamido es tan intenso que aparecen lesiones en piel y éstas en los gatos suelen corresponder a lo que denominamos lesiones del complejo granuloma eosinofílico.

En perros Los perros también se pueden rascar por lamido. Esto se suele observar principalmente entre los dedos, en las extremidades, en la zona genital, en el ano, abdomen o ingles. Podremos observar un enrojecimiento de la piel y un cambio de color del pelo a marrón, más visible en los animales de capa clara. Este cambio de color se produce por acción de la saliva. También este lamido a veces se considera erróneamente normal por los propietarios. La piel del perro es muy delicada y cualquier traumatismo, hasta el lamido, puede provocar la aparición de infecciones secundarias, complicando el proceso con heridas, exudación, mal olor y más prurito.

El mordisqueado.- Cuando el prurito es algo más intenso el perro o el gato puede pasar de lamerse a mordisquearse. Se mordisquean con los incisivos, abriendo y cerrando la boca poco pero muy rápido. Hay gatos que llegan incluso a arrancarse el pelo a bocados.


En el siguiente video observamos como se rasca un animal con sarna sarcóptica al estimular el picor en la oreja - Refleto otopodal positivo.


El rascado Propiamente dicho, es decir, moviendo más o menos las extremidades para llegar a la zona donde sienten picor y arañándose con las uñas, esto puede llegar a realizarse de forma frenética. Con esta forma de rascado se inflingen lesiones lineares, arañazos. Estas lesiones se infectan fácilmente, añadiendo más problemas a la patología inicial.Cuando el rascado es muy crónico, lleva produciéndose mucho tiempo, la piel va cambiando de aspecto, se hace gruesa, negra y rugosa.

También se pueden rascar frotándose contra objetos, muebles, paredes.... revolcándose en el suelo, arrastrándose por el suelo.
Si observa cualquiera de estas actitudes en su animal no dude en consultar a su veterinario.

Y recuerde que en veterinaria también existe la dermatología como especialidad, ante un problema de salud cutánea consulte al DERMATÓLOGO.

Dra. Carmen Lorente Méndez.
Centro de Dermatología Veterinaria ADERVET -C/ Mantuano, 19 28002 Madrid
Tel: 915190610
www.adervet.com






Comentarios

Entradas populares de este blog

Costras y heridas sangrantes en los bordes de las orejas

Mastocitoma un tumor frecuente en los perros

Alopecia y foliculitis bacteriana